Los regímenes fiscales y regulaciones de cumplimiento cambian rápidamente y con actividades empresariales en una jurisdicción que tiene un gran impacto en los impuestos, es importante permanecer actualizados. A través de soluciones innovadoras, especialistas tributarios de TGS Sarrio & Asociados pueden darle el asesoramiento que necesita para alcanzar sus objetivos comerciales. Nuestro equipo de impuestos proporciona consejos de clase mundial a las grandes multinacionales, empresas privadas y particulares.

La consultoría en materia de impuestos toma como base la complejidad y dinámica de las normas que componen el sistema tributario, las cuales obligan a las empresas a encuadrarse en la normativa vigente y evaluar las distintas alternativas con el objeto de optar por aquella que, dentro del marco legal pertinente, minimice la carga tributaria.

Por su naturaleza especial, estos servicios son prestados por profesionales con una amplia experiencia y son atendidos con la mayor discreción, ética profesional y confidencialidad, respetando las normas que rigen entre la Administración Tributaria y los contribuyentes.

Cumplimiento Tributario

  • Planeamiento tributario estratégico
  • Auditorías tributarias preventivas e integrales
  • Asesoría y soporte en los procedimientos de fiscalización tributaria
  • Servicio de consultoría legal y tributaria
  • Revisión de declaraciones juradas mensuales
  • Elaboración de recursos de reclamación y/o apelación ante la SUNAT, Tribunal Fiscal y de ser el caso, ante el Poder Judicial
  • Revisión de la declaración jurada anual del Impuesto a la Renta
  • Asesoría legal y tributaria integral en procesos de inversión extranjera

Fiscalización Tributaria

El objetivo de nuestros servicios es proteger al cliente para que no obtenga ninguna multa o deuda determinada por la Administración Tributaria. Del análisis de su contabilidad le planteamos las opciones a presentarse frente a SUNAT, donde el cliente tomará la decisión sobre qué estrategia utilizar.

Nuestro servicio consiste en hacer una evaluación previa de los periodos o tributos que serán fiscalizados. Obteniendo así un diagnóstico inicial de las posibles contingencias tributarias y el impacto que tendrían en las finanzas de la empresa. Luego se establece un plan de trabajo para la atención correcta y oportuna del requerimiento desde el inicio hasta el fin de la fiscalización. Preparamos todos los informes, análisis o absoluciones que los Auditores de SUNAT le requiera la empresa. 

Usted contará con la asistencia presencial de nuestro equipo durante toda la fiscalización, quienes elaborarán las respuestas a requerimientos específicos, atenderán y se entrevista constantemente con los supervisores a cargo para efectos de aclarar algunas operaciones comerciales que por su complejidad necesitan una explicación particular.

Planeamiento Tributario

El planeamiento tributario tiene como finalidad 2 objetivos para la empresa: reducir la carga fiscal y gozar de beneficios tributarios. Un planeamiento tributario ayudará a tu empresa a evitar errores en:

  • Pago en exceso de pago impuestos, multas innecesarias
  • Pago por embargos de cuenta
  • Desconocimiento y reparos de gastos
  • Realizar delitos tributarios para minorar la carga fiscal.

Devolución del Impuesto a la Renta

Las empresas que pudieran errar en el cálculo del coeficiente para determinar el pago del IR, tampoco tendrían la obligación del pago de intereses. Y tienen derecho a pedir una devolución por parte del fisco por los años no prescritos, esto es desde el 2012. Los gastos para deducirlos de sus rentas de tercera categoría deben ser aquellos necesarios para producir y mantener la fuente productora de la renta y serán los normales para la actividad que cada empresa desarrolla y además sus gastos deben cumplir con los otros criterios de razonabilidad y generalidad con las excepciones del caso.

La ley de renta establece algunos gastos sujetos a límite, como los gastos de representación, los gastos recreativos, las dietas de directorio, gastos de movilidad, los gastos que provengan de contribuyentes del Nuevo RUS, etc. La ley del Impuesto a la Renta no permite deducir entre otros: los gastos personales y ajenos al negocio, las multas e intereses moratorios, los pagos efectuados fuera del sistema bancario (por importes mayores a S/3,500 o US$ 1,000), los gastos que no están sustentados con comprobantes de pago, los gastos que se sustenten con comprobantes provenientes de contribuyentes no habidos o notificados por la SUNAT con baja del RUC.